icoPenales

Delitos Empresariales

La responsabilidad penal de las personas jurídicas pretende evitar que las personas físicas que las integran cometan ilícitos
penales en el seno de las mismas, una responsabilidad que afecta tanto a los órganos de gobierno de la entidad como a sus
representantes legales, empleados y colaboradores
.


La ley contempla específicamente los delitos que pueden generar responsabilidad penal a la empresa o institución y la sanción será proporcional a su gravedad tras constatar que ha existido un déficit o una ausencia de un programa de compliance de prevención de delitos o de comportamientos irregulares.

Las personas jurídicas, a través de sus miembros o representantes pueden cometer delitos relacionadas con su actividad, con los productos o servicios que ofrece y con la conducta de sus miembros:

  • Tráfico, trasplante y recepción ilegal de órganos humanos.
  • Trata de seres humanos, prostitución y a la explotación sexual y corrupción de menores.
  • Descubrimiento y revelación de secretos.
  • Estafa e insolvencia punible.
  • Daños informáticos.
  • Delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial, al mercado y a los consumidores.
  • Blanqueo de capitales y falsificación de moneda o tarjetas de crédito.
  • Financiación ilegal de partidos políticos.