icoPenales

Responsabilidad y Autocontrol Penal

La Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio ha convertido a las empresas o corporaciones y sociedades en general en sujetos susceptibles de ser
penalmente responsables de sus actividades y que completa a las ya habituales exigencias legales en las áreas del Derecho
laboral, fiscal, mercantil.


El nuevo escenario de responsabilidad de las personas jurídicas en el ámbito penal contempla el castigo penal contra el conjunto de la persona jurídica y su imputación por los delitos cometidos por sus trabajadores o representantes.

De hecho, el Art 31 bis, apartado 1, del Código Penal detalla que las personas jurídicas serán penalmente responsables:

  • De los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, y en su provecho, por sus representantes legales y administradores de hecho o de derecho.
  • En el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en beneficio directo o indirecto de la persona jurídica.
  • Y por haberse incumplido los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad.

La ley exige a las personas jurídicas la puesta en práctica de controles de riesgos de índole penal capaces de garantizar su propio autocontrol, basadas en la revisión de los códigos éticos y la implantación de sistemas de “vigilancia interna” o programas de compliance, programas que implementa nuestros consultores y auditores de compliance.